miércoles, 17 de junio de 2009

Montse Grases en Roma



Montse tenía ilusión de conocer personalmente al Fundador del Opus Dei. Sus padres quisieron darle esta oportunidad antes de que se agravara su enfermedad. Cuando se lo comentaron, Montse no acababa de creérselo, sólo repetía: "pero si me parece un sueño".

En Roma visitó la Basílica de san Pedro y rezó por la Iglesia y por el Papa. Una de las cosas que le dijo san Josemaría fue que pidiera a Dios la salud pero que también aceptara plenamente su voluntad.

Aquellos días romanos fueron, sin duda alguna, los más felices de su vida.

En la actualidad, la Iglesia celebra la fiesta de san Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, el 26 de junio.


Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.

Responsable: M.Rosa Garreta

Responsable: M.Rosa Garreta