sábado, 29 de agosto de 2009

Naturalidad


Montse había entendido el profundo sentido de la naturalidad cristiana, que no puede entenderse como un mero "ser como los demás". Cuando tuvo que ir contracorriente, supo hacer realidad en su propia vida aquel punto de Camino: "Y en un ambiente paganizado o pagano, al chocar este ambiente con mi vida, no parecerá postiza mi naturalidad?", me preguntas. Y te contesto: Chocará sin duda, la vida tuya con la de ellos: y ese contraste, por confirmar con tus obras tu fe, es precisamente la naturalidad que yo te pido."1
Montse vivió en un ambiente en el que existían -como hoy, como ayer- los respetos humanos. Y en este ambiente vivió su cristianismo como pedía el Fundador del Opuys Dei: "espontáneamente, sin rarezas, ni ñoñerías"2
1 Camino, n. 380
2 Camino, n. 379 En la foto Montse con su hermano Enrique

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.

Responsable: M.Rosa Garreta

Responsable: M.Rosa Garreta